Es muy importante sacarle el máximo partido a tu equipo de trabajo, motivarlos y ayudarles en su crecimiento en la empresa. Aquí le detallamos 10 consejos muy útiles para ello.

Continuación:

Todas las personas tienen talentos; diferentes, pero los tienen y cuando un talento no sale a la luz y no se desarrolla, se estanca. Es importante que tengas en cuenta este aspecto, porque por más que hayas escogido a los integrantes de tu equipo de trabajo tras un riguroso proceso de selección, necesitas descubrir su potencial para que tu negocio tenga más ventajas de desarrollo.

Pero, ¿cómo sacar el potencial de tu equipo de trabajo? El escritor y profesor estadounidense, Dale Carnegie, brindó consejos para sacar lo mejor de  las personas. Con ellos también podrás mejorar las relaciones con tus empleados, ganar la cooperación entusiasta de los demás y demostrar liderazgo.

  1. Demuestra aprecio e interésate en los demás. Cuando las personas se sienten valoradas, trabajan mejor y con confianza.
  1. No critiques. Así se hayan cometido errores o tengan a un integrante de tu equipo que siempre llega tarde, por ejemplo, lo mejor es no criticar sino buscar una posible solución a ese problema.
  1. Comunícate. La comunicación en una empresa es fundamental, y esta se debe dar desde el cargo de mayor jerarquía al de menor rango.
  1. Deja que los otros hablen. No solo tú tienes que comunicar, sino también debes darle la oportunidad de hacerlo a los integrantes de tu equipo. Así incentivarás a la generación de ideas para la innovación de tu negocio.
  1. Sé un buen oyente. Presta atención a las sugerencias y comentarios de todos los integrantes de tu equipo de trabajo.
  1. Demuestra respeto. Recuerda que debes respetar la opinión de los demás. Y también trata de incentivar el respeto entre los integrantes de tu equipo.
  1. Admite tus errores. Da el ejemplo a tu equipo de trabajo reconociendo tus errores y también trabajando para superarlos.
  1. Reconoce el mérito ajeno. No importa si sea grande o pequeño, elogia los méritos y reconócelos para que los integrantes de tu equipo sepan que vas por buen camino.
  1. Sonríe siempre. El poder de una sonrisa es implacable. No solo debes sonreír con tus clientes y socios, también debes hacerlo con tus empleados. ¡Rompe el hielo!
  1. Motiva constantemente. La motivación es clave para que se puedan cumplir metas. Pero no solo tú debes estarlo siempre, los integrantes de tu equipo de trabajo también deben estarlo. Por eso motívalos tú, diles que lograrán juntos sus objetivos y has que sea posible.

Si sigues estos pasos, en corto tiempo, las personas que te acompañan en tu emprendimiento estarán más confiadas de demostrar sus capacidades y habilidades, y esto se traducirá en una gran ventaja para tu negocio.


Algo especial para ti

 

En Trabaja Y Triunfa escribimos de negocios, pero también hacemos negocios. Te invitamos a ver lo que hacemos.