En este post podrás ver un artículo que estamos seguros, te convencerá que puedes cumplir todas tus metas y sueños, ¡porque sí se pueden cumplir! ¡ENTRA, NO TE ARREPENTIRÁS!

Continuación:

¿Cómo puedo convertir mi sueño en realidad? ¿Es posible alcanzar nuestros sueños? Los sueños son anhelos o deseos que vienen a nuestra mente en forma de ideas opensamientos; son aquellas cosas que deseamos pero que lastimosamente no siempre realizamos; son ideas que nacen en nuestra imaginación y que si queremos, pueden convertirse en acciones o hechos tangibles.

La capacidad imaginativa o creativa

Una de las capacidades más grandes que tiene el ser humano es la capacidad imaginativa; sin embargo se ha comprobado que esa capacidad se pierde casi por completo a la edad de 8 años. Al perder esta, el hombre pierde a su vez la capacidad de soñar y de crear. Existen varias razones para perder el hábito de soñar.

Una de ellas es la falta de confianza en uno mismo. A veces se cree que las personas que logran sus sueños son seres superiores a los que la vida les sonríe más fácilmente. Sin embargo, todos podemos alcanzar nuestros sueños, y las limitaciones están sólo en nuestra mente.

La disciplina y la perseverancia

Henry Miller hacía referencia a las limitaciones que se autoimpone el ser humano diciendo: “Si el ser humano se atreviera a imaginar las posibilidades que la vida le ofrece, las realizaría plenamente, pero le invade la sospecha, como bien fugaz, y la edad, la muerte, el mal, el pecado, la fealdad, el crimen y la frustración no son sino limitaciones concebidas por el ser humano e impuestas por la persona sobre sí mismo y sus semejantes”.

Otra causa fundamental por la que muchas personas no logran alcanzar sus sueños es la falta de perseverancia y disciplina para trabajar por ellos, porque del sueño al hecho hay mucho trecho. El sueño es tan solo una idea, algo no tangible, que para hacerse realidad necesita de trabajo, dedicación y esfuerzo.

Don B. Owens dice: “Mucha gente fracasa en la vida porque cree en el adagio: Si no tienes éxito, prueba otra cosa. Pero el éxito elude a los que siguen ese consejo… Los sueños que se han hecho realidad son el resultado de personas que se aferraron a sus ambiciones. Se negaron a desanimarse. No permitieron que el desaliento les pusiera la mano encima. Los desafíos solo los estimularon a un mayor esfuerzo”

La inteligencia emocional

Los estudios realizados por el dr. Daniel Goleman y respaldados por Peter Salovey, de la Universidad de Yale, y por John Mayer, de la Universidad de New Hampshire, acerca de la inteligencia emocional la definen como “la habilidad para motivarse y persistir frente a las decepciones; controlar el impulso y demorar la gratificación, regular el humor y evitar que los trastornos disminuyan la capacidad de pensar; mostrar empatía y abrigar esperanzas”.

Es pues la inteligencia emocional la que permite la realización de los sueños porque es allí donde se gestan tanto las ideas como la capacidad para desarrollarlas.

Cómo convertir un sueño en realidad

  • Lo primero es tener la firme determinación de lograrlo, sabiendo que, aunque no será fácil, se luchará con ahínco hasta conseguirlo.
  • Definirlo claramente. En esta fase, muy importante por cierto, se necesita concretar la idea de manera específica. “Qué es lo que se quiere”. Es muy importante escribirlo, porque al escribirlo se convierte en un compromiso para comenzar a trabajar en él.
  • Elaborar un plan de acción. Esta fase es de suma importancia porque es aquí donde comenzamos a darle forma más real a nuestro sueño. Es aquí donde empezamos a buscar los medios necesarios para llegar donde queremos, y es aquí donde el proceso arranca.
  • Ponerle fecha. Las fechas son muy importantes porque le dan un nivel de seriedad y de compromiso al plan de acción.
  • Trabajar cada día en él. Es importantísimo que cada día se haga algo en pro de la realización del sueño; esto no solamente acelerará el proceso, sino que lo mantendrá a uno siempre motivado.

Los obstáculos

Convertir un sueño en realidad no es tan difícil pero sí requiere de mucha disciplina y perseverancia, sobre todo en aquellas ocasiones en que se presenten los obstáculos. Los obstáculos son inevitables y lo único que pretenden es probarnos.

Henry Ford, uno de los soñadores más grandes que ha dado la historia, decía: “los obstáculos son esas cosas espantosas que vemos cuando perdemos la vista de nuestras metas”. En conclusión, lo que hay que hacer es soñar, perseverar y alcanzar, para después poder disfrutar de los maravillosos resultados de la victoria.

Contenidos por TusBuenosMomentos.com


Algo especial para ti

 

En Trabaja Y Triunfa escribimos de negocios, pero también hacemos negocios. Te invitamos a ver lo que hacemos.