En este post, ten enseñaremos cómo poder motivarse a uno mismo, a llenarte de aliento, porque lo que te propongas, lo puedes cumplir, está en ti.

Continuación:

La motivación incluye todas aquellas ideas que hacen que una persona actúe y se comporte de una manera determinada. Muchas veces se trata de necesidades o estímulos económicos, afectivos o espirituales. Ir a trabajar, llamar por teléfono a un ser querido o concurrir a la iglesia son ejemplos de estos tipos de motivadores. La mayoría de ellos son aportados por el medio externo. Sin embargo, cuando dejan de actuar se debe recurrir a los recursos internos y aprovecharlos al máximo.

La Pirámide de Maslow

Según la teoría propuesta por Abraham H. Maslow, existe una “Pirámide de necesidades”. Con ella se explica que el ser humano va ascendiendo por la pirámide a medida que logra satisfacer las necesidades más básicas. En la base están las fisiológicas o de supervivencia (como alimentarse, dormir y respirar, por ejemplo), seguidas de las de seguridad (mantener un empleo o tener un hogar), las de pertenencia al medio social, las de estima (poder, estatus, autoestima). En el vértice de la pirámide se halla la necesidad de autorrealización, que consiste en encontrar la propia vocación o misión vital y desarrollarla.

La constante insatisfacción

Ahora bien, cuando un ser humano ha satisfecho todas las necesidades de esta pirámide, existen para Maslow otras más que las completarían, denominadas cognoscitivas. Y tienen que ver con el deseo de comprender el mundo como un todo, el propósito del ser humano, la estética, la belleza y la naturaleza. Es decir, que aunque alguien logre ascender siempre habrá algo que le falte, siempre querrá obtener lo siguiente, pasar de nivel y superarse.

Cuántas veces sucede que queremos determinado empleo o ingreso mensual, para, una vez alcanzado, ponernos otro objetivo superior. Basta con pensar cuántas cosas de las cuales disfrutas en este momento fueron metas en otra etapa de tu vida y ya no te satisfacen lo suficiente.

Por qué no es tan fácil lograr las metas

Si el ser humano está determinado genética o culturalmente para superarse a sí mismo y perseguir el siguiente objetivo, ¿por qué es tan difícil a veces encontrar la motivación para hacerlo?

Una razón puede ser lo que se conoce como “zona de comodidad”. Según esta teoría, todo lo que uno posee en su vida, lo que hace y quién es como persona, está dentro de una zona determinada donde la persona se maneja con cierta libertad y comodidad por ser un terreno conocido. Su siguiente objetivo está, necesariamente, fuera de su zona, y más lejos cuanto mayor sea. Es decir, que debe, sí o sí, salir de su comodidad actual para transformarse en la persona que puede lograr aquello que anhela.

Y allí aparecen el miedo y la pereza que acompañan a todo esfuerzo. Es entonces cuando la fuerza de voluntad flaquea y es necesario potenciar el motivarse a sí mismo.

Claves para motivarse a sí mismo

  • Recordar el objetivo: mirar alguna foto o imagen que lo represente, anotarlo en un papel y leerlo a diario, etc.
  • Imaginar cómo sería la vida con ese objetivo logrado.
  • También pensar qué pasaría si nunca pudiera ser cumplido.
  • Si surgen miedos, pensar en un objetivo menor que se halle más cerca de la zona de comodidad y comenzar con él.
  • Usar afirmaciones positivas y que alienten a seguir adelante. Pueden decirse hacia adentro, o colgar carteles recordatorios donde puedan verse con frecuencia.
  • Una idea divertida es dejarse un mensaje en el contestador, escribirse una carta o mandarse un mail alentador.
  • Hacer una lista con las virtudes con las que se cuentan, y luego reflexionar sobre cuándo o por qué uno es todo eso; es decir, relacionar el recurso interno con una acción concreta. Y luego, aplicarla una y otra vez.

Si bien nadie dice que sea fácil, no tiene por qué no ser divertido. Superarse a uno mismo está dentro de la naturaleza humana y, como tal, es parte del juego de la vida.¡Solo hay que conocer las reglas!

Motivarse a uno mismo dará la oportunidad y aliento suficientes para lograr las metas propuestas, porque nosotros sabemos que tú puedes.


Algo especial para ti

 

En Trabaja Y Triunfa escribimos de negocios, pero también hacemos negocios. Te invitamos a ver lo que hacemos.