¿Cómo piensan los triunfadores? Todos estamos en capacidad de ser exitosos y felices, porque el éxito y la felicidad son valores intrínsecos en todo ser humano. Si es así, entonces ¿por qué la gente fracasa? ¿Por qué tan sólo un mínimo porcentaje de personas logra alcanzar todos sus sueños?, ¿Cuál es la diferencia entre el que fracasa y el que triunfa? He aquí la respuesta a todas estas preguntas.

Continuación:

¿Qué es el éxito?

Según el conferencista y motivador colombiano Camilo Cruz, “El éxito es la realización progresiva de los sueños”. ¿Cuáles sueños? Los sueños de cada quien, lo que significa que el éxito o el concepto del mismo no es igual para todo el mundo. Entonces el éxito tiene que ver con alcanzar nuestros sueños, nuestros deseos, nuestras metas u objetivos.

Sin embargo, aunque podemos decir que de algún modo todos tenemos sueños en mayor o menor proporción, sí está comprobado que aproximadamente, tan solo el 3% de las personas logran alcanzar sus sueños. ¿Por qué? Es simple, porque la gran mayoría de las personas creen que no los pueden alcanzar.

Tus acciones son el resultado de tus pensamientos

El dr. Cruz, quien ha escrito varios libros acerca de cómo alcanzar metas y sueños, expresa lo siguiente al respecto: “Todo aquello en lo que pienses constantemente llega a convertirse en tu realidad. Los pensamientos que ocupan tu mente se convertirán, con el tiempo, en convicciones firmes y pronto encontrarás que tus acciones diarias y tu comportamiento son consistentes con estas creencias”.

Esto equivale a decir que solamente triunfan aquellas personas que creen poder hacerlo, porque son sus pensamientos los que los motivan y empujan a conseguir lo que quieren. Esto es una gran verdad, sin embargo, los pensamientos son ideas y conceptos, que pueden ser cambiados a nuestro antojo, es decir, que cualquier persona puede cambiar sus pensamientos y creencias y del mismo modo cambiar sus logros o realizaciones.

Diferencia entre el que fracasa y el que triunfa

La diferencia entre el que fracasa y el que triunfa radica en la actitud que ambos asumen frente a la vida, frente a sus propias circunstancias, y la forma como la asumen depende de sus creencias y pensamientos.

El triunfador

  • Cree en sus sueños y lucha incansablemente por conseguirlos.
  • No se rinde frente a ningún obstáculo, pues considera que por grande que parezca él tiene la suficiente capacidad para vencerlo.
  • Aprende de los fracasos y busca los beneficios que de ellos se deprenden.
  • Es disciplinado y asume con responsabilidad lo que sea necesario para alcanzar sus objetivos.
  • Es muy persistente pues confía que tarde o temprano logrará sus propósitos.

Actitud positiva

Si usted no corresponde a esta categoría pero quiere triunfar, simplemente cambie de actitud:

  • Diariamente, déle gracias a Dios por lo que tiene en vez de quejarse por lo que no tiene.
  • Ame a las personas como son, valorando sus cualidades, en vez de juzgarlas por sus defectos.
  • Aproveche las oportunidades que la vida le ofrece, no las deje pasar, pues no siempre se repiten.
  • No culpe a los demás por sus fracasos, más bien busque los correctivos para no repetirlos.
  • Crea en usted y luche por sus ideales sin que lo afecte la opinión de los demás.
  • Adáptese al cambio siempre que sea necesario.

Y finalmente, disfrute de las cosas sencillas de la vida, saque tiempo para hacer lo que le gusta y comparta con sus seres queridos; recuerde que la vida es demasiado corta como para darnos el lujo de no aprovecharla, valorarla y disfrutarla.


Algo especial para ti

 

En Trabaja Y Triunfa escribimos de negocios, pero también hacemos negocios. Te invitamos a ver lo que hacemos.